lunes

Las Imágenes ante las Otras Religiones

Share
Hoy escuchaba a una importante periodista en su programa radial que hablaba sobre un cruce de palabras con testigos de Jehová que llegaron a su casa a las 7 de la mañana en día domingo. Para quienes laboran ese horario y día es de usual extensión de su descanso. Por amabilidad atendió la puerta, más cuando le expresó que era cristiana católica apostólica romana, la señora Testigo de Jehová le espeto ¡ah claro, tu prefieres adorar imágenes que al Señor Jehová!. Es evidente la indignación de la periodista, por ser ofendida tanto en su fe, sus creencias y su hogar. El resto es algo que muchas veces hemos visto, la indebida lucha de religiones.

Y es que el tema de las imágenes es una interpretación tan amplia para algunos y directa para otros, que da temor comentarlo. Los que asistimos a la iglesia católica vemos a las imágenes con alegría, armonía, arte y evocación. Adorarlas de manera sumisa y única es para nosotros herejía. Si alguien tiene esa concepción, mucho bien se haría al orientarle.

Recuerdo que en 1 programa de Cristina que por casualidad vi en cierto lugar, había un Padre de la Iglesia Católica interactuando con el público. Un joven que se identificó como Evangélico de toda su vida le preguntó “Si ustedes los católicos dicen adorar a Dios y a supuestos ángeles, vírgenes, etc., ¿por qué es más notorio que ustedes adoran imágenes?. La respuesta del Padre -palabras más, palabras menos- me impactó y educó, fue la siguiente:

“Para responderte eso, primero debo decirte que la iglesia sí cree en la veneración de ángeles como seres enviados de Dios; de la Divina Virgen María en todas sus advocaciones como madre de Jesucristo, Hijo de Dios y también a los Santos y Santas, Venerables y Beatos, más nunca los anteponemos al amor principal que es el de Dios, los vemos como seres de luz aliados del amor entre el Cielo y la Tierra”.

“En lo que respecta a las imágenes, te pregunto ¿tienes una foto de algún familiar contigo en este instante?” El muchacho respondió que sí, a lo que el Padre le contestó: “Te podría asegurar que cuando tu ves esa foto ‘evocas? A esa o esas personas, las ves con tus ojos, mente, corazón, alma y ruegas ante ellos y por ellos ¿me equivoco? -No, contestó el joven- “Pues así es la adoración del cristiano a las imágenes: Visión y Evocación”. A través de ellas aprendemos a verlo tangible y paulatinamente a ver en nuestro corazón. Esas imágenes son arte y muchas basadas en gente que en realidad existió, ninguna de ellas es inventada”. Están para evocar y apoyarnos en el rezo, el cristiano aprende a ver con los ojos y se le enseña a ver con el corazón, ese es un trabajo de fe y de amor”. El joven asintió y mostró el haber quedado satisfecho con la respuesta.

Yo hice mi propio comentario a lo dicho por la locutora, recordé la película de Charlton Heston “LOS DIEZ MANDAMIENTOS”, basados en la Sagrada Biblia. El pueblo de Israel al corromperse, creó un becerro de oro; los egipcios se creaban dioses basados en animales. Para mí, esas son las imágenes que no debemos adorar, esas que son creadas de las mentes y almas que buscan corrompernos, que utilizan la buena fe para materializar trampas al pensamiento; esas son a mi manera de ver, las imágenes que Dios aborrece y por ende, todas las religiones.

Las representaciones de la Virgen María en todas sus advocaciones de usual provienen de apariciones de la misma a darnos su mensaje de amor y educación. Las de los santos, es usual que se hagan de personas reales. ¿Qué desean ustedes, una foto tomada hace 200 años o una representación en 3D? Eso no es factible mis amigas y amigos.

Así como tampoco es factible la discusión entre religiones, más cuando nos une el mismo amor por Dios, sean distintos o no los métodos. En cada corazón está su altar.

La adoración es al cielo, la representación con sus imágenes es un simbolismo en la Tierra. Estamos centrado que son figuras, algunas divinas y otras talladas por la mano del hombre. Es una representación palpable de lo que expresamos de nuestro corazón a hermanas y hermanos aquí y que se siente en el cielo, hogar de Dios Misericordioso y donde se cobijan todas las almas.

Y aclaro que no he visto la herejía de representarle, excepto algunos dibujos basados en lo que narra la Biblia de sus bajadas a la Tierra. Un señor mayor, barba blanca, etc. Pero en imágenes jamás. ¿Ven que no hay herejía, sino confusión de…imagen?

Esta no es la verdad absoluta, sólo lógica, les invito a que analicemos juntos y busquemos le equidad.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...