sábado

LÍBRANOS DEL MAL, AMÉN



La historia de la humanidad se mezcla directamente con la solicitud que –dicen- tuvo el diablo con Dios de mostrar su poder en los primeros 200 años de la humanidad luego de la segunda venida de Jesús. Sí esa leyenda (porque no aparece ni en el Antiguo Testamento) fuera cierta, ese pacto culminaría en 2033, que serían los 2000 años del cruce de Jesús con el diablo que lo tentaba en el desierto. Por cierto, no pudo tentarlo porque su fe, convicción y pureza con obediencia al padre, lo ayudaron a ser más fuerte que satán.

Y sí, el mal ha estado latente en la historia de la humanidad con una gran cantidad de seres viles pero –en contraste- con propósitos y demostración de entereza (salvando la corrupción y crimen + sangre fría que los llevaron a él); esos propósitos les crearon la convicción de formarse, aliarse, saber cómo  tener fondos económicos, estrategias, logros concatenados para cumplir sus planes malévolos, fueran completamente o a medias.

De ellos está construida parte de la historia de la humanidad, lamentablemente; los malos han tenido la entereza y la constancia para conseguir sus objetivos de poder y mantenerlo y hasta traspasarlo por generaciones, creando bastiones de dolor que es propio del maligno deseo de la dominación del hombre, por el hombre.

No sólo consiguen aliados que muchas veces tienen sus propios intereses y buscan alianzas, también consiguen acólitos, secuaces, serviles ideológicos con almas tan negras como las de ellos pero dominables por no tener liderazgo y la organización de los sátrapas mayores. Son sólo su carne de cañón, su brazo armado.

El diablo cumple a través de ello su promesa de demostrarle a Dios su poder en La Tierra y en la especie que “dice” dominar a la misma, la humanidad. Allí se nota una formación, un plan, una línea de trabajo en pro del poder. Por mucho que duela decirlo, los villanos sí saben cumplir sus objetivos y estos siempre son los ligados al poder.

En cambio, la gente de bien no tiene claro esos objetivos. Quizá por querer ganarlos con méritos, en buena lid, democráticamente, espiritualmente y aunque todo eso está bien, deja muchas brechas que el mal aprovecha porque son eso, malos; y los buenos, siguen siendo buenos.

Los buenos temen que el poder los emborrache y cambie entonces ven un poder más cercano, el de contacto, que está bien, pero el poder generalizado, el de gobiernos democráticos, el de la sana competencia, el de regir con justicia apegadas a la leyes, el que tiene visos de humanidad, ese sólo se puede conseguir y mantener teniendo claros los objetivos y siendo constante; quitando oportunidades a los malos, no siendo jamás su comidilla ni darles flaquezas de las cuales aprovecharse.

Los buenos deben tener algo de maña, jugar en terrenos justos pero no convencionales para que, con la ayuda de Dios que les ve unidos, defenestrar del poder a los verdaderos corruptos, los que jamás debieron conseguir poder político, legislativo, judicial, militar, eclesiástico, civil y hasta poder marital.

Al mal no se le dan espacios, se le quitan pero no siendo como ellos, sino siendo honestos, inteligentes, unidos, organizados, contundentes, con el poder como objetivo y, al conseguirlo, hacerlo útil para el conglomerado, para que cada generación tenga menos Bonaparte, Hitler, Gómez, Castro, líderes asiáticos, africanos o del Medio Oriente sedientos de poder y usar a los demás como sus esclavos para sus bajezas.

También para que no haya policías que agredan a gusto, padres de familia que pegan a sus hijos, curas pederastas que quieren afectar a una religión fuerte, los haters que buscan sembrar cizaña, productores musicales que restan mensaje y siembran odio y estupidez en sus productos; creadores de virus, espías corporativos, artistas o deportistas que se envilecen con sus seguidores y viven vidas dispersas y pecaminosas y se venden como libres.

No, el mal ya no debe tener espacios, no se lo permitas, dale lo que más le molesta y reduce: conciencia, astucia, humanidad, organización, control, fe, rectitud y todo lo que se te ocurra derive del bien y que tenga toques de picardía y astucia.

Vamos a quitarle poder al mal, no siendo reaccionarios sino los que marcamos la pauta, entrecruzando ideas para que las diferencias se hagan ideas unitarias; así Dios verá que su obra está viva a través de nosotros y con su mano poderosa, nos cumpla la petición final del Padrenuestro, “no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal, Amén”.

Lcdo. Argenis Serrano - @Periodistech

viernes

Día de La Biblia en Latinoamérica


Como todos sabemos en la antigüedad, las escrituras las hacían en papiros. La palabra Biblia viene del griego (''biblion'') y este de ''biblos'' que significa ''rollo de papiro''. La palabra ''papiro'' también nos llega del griego (''papirus''), pero el ''biblos'' era un papiro especial.

Los griegos importaban papiro de Egipto al que llamaban ''biblos'', el cual era el nombre del puerto fenicio de donde se exportaba este material. ''Biblos'' es una corrupción griega del hebreo ''gvul'' (frontera) y este viene del árabe ''jabal'' (montaña).

Llegada de La Biblia a Latinoamérica
En muchos países se celebra el mes de la Biblia en septiembre, basados en dos razones: El 30 de Septiembre es la celebración del día de San Jerónimo, quien a petición del Papa Dámaso realizó IV d.C., una traducción de las Sagradas Escrituras al latín, que tuvo una rápida difusión y gran aceptación, a eso se debe su nombre de Vulgata, que en latín significa divulgada. A San Jerónimo pertenece la afirmación: “Quien desconoce las Escrituras, desconoce a Cristo”. Y a raíz de tan importante acontecimiento se le nombró patrono de los exegetas y de los traductores.

En las Iglesias protestantes se celebra también en septiembre porque el 26 de Septiembre de 1569 se terminó de imprimir la primera Biblia traducida al español por Casiodoro de Reina llamada “Biblia del Oso”. Se llamaba así porque la tapa de esta Biblia tenía un oso comiendo miel desde un panal. Esta traducción, fue revisada tiempo después por Cipriano de Valera y esta versión publicada por ellos es conocida con el nombre de “Reina Valera”. En aquel tiempo fueron publicados 260 ejemplares en Basilea, Suiza.

En Argentina se celebra el día de La Biblia el cuarto domingo de septiembre, no está institucionalizado por ley dicho día, se celebra por las iglesias cristianas (católica y reformada).

En Chile si bien no se aprueba el “Día de la Biblia”, ya existen propuestas que se están tramitando en el congreso para hacer que este día se lleve a cabo el último domingo de septiembre de cada año.

En Perú igualmente lo celebran el día 30 de septiembre, con un culto de acción de gracias en todas las iglesias.

Desde 1988 Honduras celebra oficialmente el día de la Biblia el cuarto domingo de septiembre.

En El Salvador, por decreto supremo del año 2002, se celebra el día de la Biblia el segundo domingo de diciembre.

Si bien Venezuela  comparte con Nicaragua (último domingo de septiembre) la fecha relacionada con el final de septiembre para la celebración, en Venezuela el mes de la Biblia es octubre, igual para Colombia dentro del ámbito de las iglesias reformadas.

República Dominicana es el primer país del mundo en tener un Día Nacional de la Biblia (desde 1984), tiene su origen en San Pedro de Macorís, y surge de dos miembros de la Iglesia Evangélica Dominicana: el reverendo Álvaro Vicioso Santil y el señor David Escotto Veloz. Es el único país en el mundo que tiene una Biblia abierta en el escudo de la bandera nacional.

domingo

Red Social para Conseguir Amistades y/o Pareja a través de la Astrología


Actualmente, el auge de internet ha posibilitado establecer relaciones sociales diferentes a las de hace unos años. Internet se trata de una red mundial, la cual permite el intercambio de información, sin embargo también ofrece la posibilidad de establecer contacto con otras personas.

Existen multitud de redes sociales en Internet a disposición del usuario, sin embargo siempre es aconsejable acudir a especialistas en la materia como wadie.com, donde de una manera fácil, clara y sencilla el usuario se puede registrar en la plataforma, permitiendo conocer gente afines a su personalidad.

¿Qué es wadie.com?
La plataforma Wadie ofrece numerosas posibilidades a las personas, la cuales utilizan sus servicios. En esta página web nada más registrarse es posible recibir más de 20 atributos, todos relacionados con la personalidad del usuario. También ofrece la opción de saber cuál es la personalidad más afín a la persona, sea o no cliente de la página.

Una nueva forma de conocer a gente
Wadie se trata de una forma nueva de conocer a gente, de un modo diferente y probando nuevas cosas en el ámbito de las relaciones sociales. Esta web utiliza el ámbito de la astrología como método para calcular la afinidad entre los usuarios, permitiendo establecer unas relaciones auténticas, únicas y totalmente diferentes a las que ofrecen sus principales competidores online.

El mundo de las estrellas
La astrología juega un papel fundamental dentro de esta página web, ya que es la encargada de determinar junto otros parámetros, las diferentes afinidades existentes entre sus usuarios. Esta ciencia permite conocer la interrelación que existe entre los sucesos ocurridos a las personas y los fenómenos celestiales. Los cuerpos celestes ejercen una influencia directa sobre las personas, determinando así sus relaciones y sus acontecimientos futuros.

La carta astral
Este método basado en los cuerpos celestes, permite la obtención de numerosos datos con el objetivo de establecer contactos con otras personas de la sociedad. La carta astral se trata de un diagrama empleado por numerosos astrólogos, de gran reputación en el mundo, con el fin de obtener diferente información de la persona que lo precisa. En ella se representa los signos y casas astrológicas, con el fin de obtener datos relacionados la psicología e incluso la adivinación del futuro.

¿Cómo se realiza la carta astral?
Su representación se realiza sobre un papel, con forma de anillos concéntricos divididos en 12 sectores con 30º de amplitud cada uno de ellos. Estos datos permiten obtener al profesional, información del presente y futuro de las personas, a nivel individual y en el conjunto de la sociedad.

Registro en Wadie.com
La inclusión en su sistema se realiza de una manera fácil y sencilla, siguiendo unos intuitivos pasos. Lo primero que se debe realizar, es la cumplimentación de todos los datos relativos al usuario.

Al introducir los datos, el sistema generará 20 atributos de la personalidad, pudiendo obtener los atributos de aquellas personas que le interesen al ejecutor de la aplicación. En caso de que la persona no sea usuario Premium, solo recibirá 10 usuario día y la posibilidad de enviar 10 mensajes en toda la jornada. Al superar el 44% de afinidad, se podrá establecer contactos con otras personas de manera directa.

jueves

Oraciones Milagrosas del Santo Padre Pío


San Pío de Pietrelcina (más comúnmente conocido como “Padre” Pío) tuvo su oración favorita que oró por todos los que pidieron sus oraciones. 

Cada día muchas personas, ya sea en persona o por carta, le pedían al Padre Pío que orara por una intención específica y muchas veces esta intención fue milagrosamente respondida por Dios.

A continuación se encuentra la oración que el Padre Pío rezaba cada vez que quería interceder por alguien. En realidad, es una oración compuesta por Santa Margarita María Alacoque y comúnmente se llama la “Novena Eficaz del Sagrado Corazón de Jesús”. Ella era una santa que vivió en el siglo XVII y durante su vida recibió múltiples visiones de Jesús.

Muchos creen que esta es una oración poderosa porque llama al corazón de Jesús a tener misericordia de nosotros y de nuestras peticiones. El corazón de Jesús está lleno de amor y compasión y esta oración confía en ese amor, creyendo que él es lo suficientemente tierno como para dar generosamente nuestra petición, si es en su santa voluntad.

Por encima de todo, se debe orar con una fe sincera, como el Padre Pío la habría rezado, y no como una fórmula mágica. Dios no es un genio en una botella que al liberarlo nos otorga los deseos que pedimos, sino que responde con amor a un niño que pide algo, sabiendo exactamente lo que necesitamos.

I.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: “En verdad les digo, pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá”. He aquí que, confiando en tus santas palabra, yo llamo, busco, y pido la gracia…
Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío en Ti.

II.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: “En verdad les digo, pasarán los cielos y la tierra pero mis palabras jamás pasarán”
He ahí que yo, confiando en lo infalible de tus santas palabras pido la gracia…
Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío Ti.

III.- ¡Oh Jesús mío!, que dijiste: “En verdad les digo, todo lo que pidáis a mi Padre en mi Nombre, se les concederá”.
He ahí que yo, al Padre Eterno y en tu nombre pido la gracia…
Padre Nuestro, Avemaría y Gloria.
Sagrado Corazón de Jesús, espero y confío Ti.

¡Oh Sagrado Corazón de Jesús, al cual le es imposible no sentir compasión por los infelices, ten piedad de nosotros, pobres pecadores, y concédenos las gracias que pedimos en nombre del Inmaculado Corazón de María, nuestra tierna Madre, San José, padre adoptivo del Sagrado Corazón de Jesús, ruega por nosotros. Amén.

Oración al Padre Pío
Bienaventurado Padre Pío, testigo de fe y de amor. Admiramos tu vida como fraile Capuchino, como sacerdote y como testigo fiel de Cristo. El dolor marcó tu vida y te llamamos "Un crucificado sin Cruz".
El amor te llevó a preocuparte por los enfermos, a atraer a los pecadores, a vivir profundamente el misterio de la Eucaristía y del perdón.
Fuiste un poderoso intercesor ante Dios en tu vida, y sigues ahora en el cielo haciendo bien e intercediendo por nosotros.
Queremos contar con tu ayuda. Ruega por nosotros.
Lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración por los Enfermos
Santo Padre Pío, ya que durante tu vida terrena mostraste un gran amor por los enfermos y afligidos, escucha nuestros ruegos e intercede ante el Padre misericordioso por los que sufren.
Asiste desde el cielo a todos los enfermos del mundo; sostiene a quienes han perdido toda esperanza de curación; consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores; protege a quienes no pueden atenderse o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia; alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar; alivia a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa; acompaña a quienes pasan las noches insomnes; visita a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos; alumbra a quienes pasan una "noche oscura" y desesperan; toca los miembros y músculos que han perdido movilidad; ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan; apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran; calma a quienes se estremecen por dolores y calambres; concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan; devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia; disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos; vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento; guía a los moribundos al gozo eterno; conduce a los que más lo necesitan al encuentro con Dios; y bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad.
Amén.

Oración compuesta por San Juan Pablo II al Santo Padre Pío
Enséñanos, te rogamos, la humildad de corazón para estar entre los pequeños del Evangelio a quienes el Padre prometió revelar los misterios de Su Reino.
Danos una mirada de fe capaz de reconocer inmediatamente en los pobres y en los que sufren el mismo rostro de Jesús.
Sostennos en la hora del combate y de la prueba y, si caemos, haznos experimentar la alegría del sacramento del perdón.
Transmítenos la tierna devoción hacia María, madre de Jesús y nuestra.
Acompáñanos en la peregrinación terrenal hacia la Patria beata, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar por toda la eternidad la Gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

El Agua, la Naturaleza y la Humanidad (sobre la Tragedia del 06 de Septiembre de 1987 en Aragua)


El 06 de septiembre de 1987, los gritos de la gente que bajaba, las anécdotas de mis vecinos que habían decidido ir a la playa, la preocupación de mi familia porque mis primos se quedaron atrapados, era fuerte y para mi corta edad, abría el conocimiento sobre la naturaleza cuando el hombre intentaba manipularla y querer mandar.

Desde allí he cuestionado sólo una frase de Bolívar, que la dijo en un momento de adrenalina y fue tomada como excusa guerrera pese a su error, "si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella". No he visto al primer ganador en millones de intentos de la historia de la humanidad.

Si hablara de la "naturaleza humana", otro gallo cantaría. Bueno, Bolívar no era perfecto, como debe ser. Más preparado era Miranda y también erró.

Al otro día, en medio del fragor, a alguien se le ocurrió decir que el tanque del INOS se había roto. Su capacidad podría inundar al municipio (Distrito Girardot en ese entonces). Todos bajamos y a la final fue mentira. Siempre habrá el que mal juegue, lo que no debemos hacer es que todos paguen juntos por sus pecados.

Ni hablaré de aranguren, lusinchi e ibañez para no cansarles con los malos de antes porque los de ahora son más y peores (el despreciable caso de los 2 camiones de Levi's perdidos, por ejemplo). Les hablo de los bomberos, defensa civil, policías, boy scouts (única vez en que han sido requeridos, las demás veces es por su honor propio), grupos de rescate (los reales guardianes de Maracay) y mucha gente buena. De ellos digo lo que se debe decir, ¡GRACIAS POR SU HUMANIDAD!

Entre los fallecidos, heridos y demás, está la historia de Maracay. Para bien o para mal. Debimos aprender a ver el clima, calmar el orgullo, lo de "eso no me pasa a mí". Se aprendió pero no para todos. Y debe ser enseñado para las nuevas generaciones pero ahora hay vacaciones y para el regreso, ningún maestro se ocupa.

Cuando la tragedia de Vargas, al menos en La Guaira se vieron cosas similares. Un nuevo componente "el yo te ayudé más y mejor", un falso sentido de la competencia que no se concatena con el humanismo cristiano. Otro de esos males del figurar. Y sí, Maracay es la tierra del "quiero figurar, a mí no me pasa eso y digo la última palabra aunque ya lleve la conversación perdida", para hundirse más.

El agua toma su curso, siempre corre, siempre aparece, siempre la necesitaremos. Ella y los demás elementos no admiten lucha, admiten comunión, concertación, equilibrio, cambio, regeneración para cumplir su función para más y más personas. Obras perfectas de Dios, ¿por qué la vamos a combatir, si con ella se hace más, ejemplo, medicinas?

La naturaleza humana es la que debe crear comunión. Por algo es el animal superior. Para que la sangre no corra en los ríos.

Ese día, mis padres y yo íbamos a la playa. Al salir dije, ese clima está feo para allá. Los tres concertamos que era así lo que se veía en la montaña y nos devolvimos.

No sé sí estaría contando y exponiendo lo que acá coloco de no haber visto, pero doy gracias a Dios por el don que me dio, la vida y más por quienes me dio para vivirla, mis padres.

Cada día es una nueva oportunidad para mostrar mi naturaleza humana, imperfecta, cruda, irónica, infantil, achacosa, moralista, retro, extraña, inusual, oscura, pero jamás mala.

Mis oraciones por los caídos ante la madre naturaleza y ante la mala naturaleza humana, Dios les acoja en su sagrado seno y nos salve del peor de nuestros enemigos, nosotros.

domingo

Psicología y Religión


La conducta religiosa interviene activamente en la sociedad actual. Las iglesias se movilizan ante acciones sociales y civiles en nombre de sus creencias. Como consecuencia, una gran parte de la población está afectada por acciones de actos que se ejecutan en nombre de la religión. Las vidas de muchos seres humanos giran alrededor de la misma o bien la religión se utiliza como un medio para conseguir otros fines. 

La religión ha sido una de las influencias que más han contribuido a la formación del pensamiento y conducta de la humanidad durante siglos. Ha tenido un profundo efecto (más positivo que negativo, aunque a muchos éste orden moleste) sobre las vidas de las personas y sobre las culturas.

Aunque la religión no es la única variable que interviene en muchos procesos, que por desgracia tanto nos afectan en estos momentos, si es un factor que ayuda a entenderlos.

En su extremo más estridente se encuentra las guerras, el terrorismo, el exterminio masivo o la inmolación de mártires en nombre de un Dios y de un modo más sutil el rechazo de minorías étnicas-raciales, homosexuales..., la proliferación de adivinos, lectores del porvenir, etc. ¿Se puede explicar exclusivamente por elementos culturales o económicos? ¿Podría ayudar a comprender el fundamentalismo religioso, el dogmatismo, el autoritarismo y la ortodoxia religiosa (del signo que sea) ciertas conductas que podríamos etiquetar como religiosas? La expresión de la conducta religiosa, la religiosidad, se puede encontrar en las diversas dimensiones de la vida personal y social.

Se puede hablar de religión como un modo de sentimiento, un modo de pensar, un modo de relacionarse. En este caso, la religiosidad personal estudia cómo opera en la vida del individuo la religión: Significado, conducta, culpa, clarificación de creencia, estados de éxtasis….Las preguntas básicas podrían ser: ¿Qué es lo que cree la persona y cómo su religión funciona en su vida? ¿Cómo le afecta lo que hace en sus actitudes, salud, bienestar y su capacidad para afrontar las crisis?

La religión se puede analizar en su dimensión social.
La religiosidad se expresa también en grupos y en instituciones sociales: Iglesias, sectas, congregaciones, etc. y además las creencias y las prácticas son colectivas y marcan las actitudes de sus miembros. Se destaca cómo la religión interactúa con otras partes de la sociedad o cómo los grupos operan en organizaciones religiosas se pueden distinguir varias aproximaciones distintas que subyacen en la relación entre psicología y religión y cada una de ellas a su vez se puede llamar psicología de la religión.

Los psicólogos formulan múltiples preguntas sobre las relaciones de la psicología y la religión: ¿Cómo se aproximan a la tarea de analizar y comprender la religión en términos psicológicos significativos? ¿Cuál es la historia de esta área del saber? ¿Dónde se encuentra actualmente el estudio y hacia dónde va? 
¿Cuáles son las teorías importantes, los métodos de estudio y los problemas y conflictos en esta disciplina? ¿Cómo se puede conceptualizar cambios y conversión religiosa? ¿Cuál es el proceso y la experiencia de la conversión? ¿Cuáles son las consecuencias de la religión en la vida? ¿Cuál es la diferencia, psicológica, entre religión genuina y uso de la misma? ¿Por qué algunas personas son fanáticas o dialogantes sobre religión? ¿Cuál es el proceso de la duda religiosa? ¿La religión promueve la salud humana? ¿Hay un tipo particular de personalidad, normal o anormal, que adopta la religión?...

Como apreciarán, son muchas las cuestiones que el psicólogo tiene que ir descifrando y construir respuestas para todas aquellas preguntas que van surgiendo en la compleja situación en que vivimos.

La religión no es mala, mala es quien en ella se ampara y acomete malos actos, tanto como quien por uno, hace que paguen todos y no aúpa de manera justa, pero educada, a que se haga justicia, para que psicológicamente la gente asimile que la religión se cura a sí misma en cada traspiés que la hace humana, en pro de ayudar a creer en lo que nadie debe negar por muy ateo que sea, lo divino existe, como nosotros y nuestra energía.

Publicidad, Marketing y RR.PP para la Fe


Es momento de hacer marketing en las religiones, más que para captar una grey, para mostrar que el amor a Dios es un flujo inamovible en crecimiento que se propaga en cada persona. Y a diferencia de las bases del mercadeo, donde se influye o impone en las personas una tendencias, éste mercadeo no es más que la demostración de verdades humanas, entre fallas y aciertos, de la aplicación a las leyes de Dios, que sí son perfectas, más nosotros las dañamos con omisiones, acciones voluntarias o involuntarias o el ya muy pernicioso, “no vale, yo no creo”, sumado al “bueno, a ese le va mal porque es malo, a mí no me debe ir así porque soy bueno”, aduciendo una el ser infalible o supra-humanidad que tarde o temprano le traerá consecuencias desastrosas a su estado de ánimo y peor, a su fe.

Utilizando un refrán popular, “arrieros somos y en el camino andamos”.

Otro factor a hacer relevante es el hacer de la comunicación más eficaz, bidireccional, que no se vea censurado por lo que a las iglesias/religiones afecte, que sepa relacionarse con el público y llevar mensajes más positivos, de recomposición, tolerancia, reorientación sin perder los valores que les caracterizan, acercar a los que son iconoclastas a creer en algo más de lo que ven o suponen o formulan con ciencia, sobre la vida.

La publicidad no debería ser un pecado en las religiones; baja los costes, permite conocerse entre creyentes, cumplen con su responsabilidad social y colaboran de manera directa e indirecta en bienestar social, canalizado por las mismas iglesias. Obviamente debe haber parámetros, pero ya basta de ser tan motolitos, cada país es otro y se ve afectado económicamente, ¡hay que hacer de tripas corazón, sin perder el rumbo, la clase, la compostura!

No con esto queremos hacer un circo de “mea culpa” que se expían con un donativo económico, no. La publicidad y el mercadeo, con las relaciones públicas, deben guiar a la población a ser copartícipes de los cambios, a tener mayor sentido de ayuda y no con ello mostrarse como los mejores colaboradores, con selfies, cenas de agradecimiento o letreros conmemorativos de su cooperación. Eso sería quitarle el corazón y el sentido a los preceptos religiosos que van con el fin de servir a Dios, no a agradar a Dios con materialismo o banalidades que más bien lo disgustan porque ustedes mismos, se van apartando de Él.

Dios concede la capacidad de reescribir sus destinos y aporta a cada quien una historia de vida, misma que vamos hilvanando con nuestro Libre Albedrío, las oportunidades que Él entrelaza y el provecho que podemos sacar de ellas; ese es nuestro trabajo a diario, demostrar que nuestro paso por la vid, es tan valioso como creemos y más.

De esos dones, nacen las profesiones y las mismas, al ser legados de Dios, ¿por qué no usarlas con propiedad, sin ser inescrupulosos, sin más ánimo que aportar de manera organizada y –por qué no- de esas experiencias contagiarnos para hacerlo individualmente, sí es que acaso no quieres involucrarte a la iglesia de tu comunidad.

Por lo tanto, hacer publicidad, mercadeo y relaciones públicas a favor de las religiones, nos ayudan a poner (no imponer) en la palestra los preceptos de Dios a las nuevas generaciones, acabar con el falso anacronismo o tedio al que le aducen, deslastrarse de los malos que en ellas han cohabitado engañando, por ser lugares llenos de humanos que erran, como en cualquier profesión.

Es hora no de vender ni de mostrar ni de presentar a Dios porque Él está por encima de todo y en nuestros corazones dicta sus amores y leyes de convivencia, como siento yo en éste momento que hace, es hora de vender, mostrar y presentar a un nuevo orden de personas en el mundo que profesan su fe, se unen, muestran sus virtudes, pensamientos y acciones no para competir, sino para ser competentes en pro de todos.

Es hora de que la Fe en el amor tenga el poder del planeta y se demuestre en cada una de nuestras acciones, palabras y deseos; y les recuerdo, Dios es Amor.

Lcdo. Argenis Serrano - @Romantistech

lunes

Carta del Papa Francisco al pueblo de Dios con motivo de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes, develados en Pensilvania

Este es el texto completo de la Carta que el Papa Francisco dirige a los católicos del mundo tras el informe de Pensilvania que detalla abusos cometidos por sacerdotes en los últimos 70 años.
Carta del Santo Padre Francisco al Pueblo de Dios
«Si un miembro sufre, todos sufren con él» (1 Co 12,26). Estas palabras de san Pablo resuenan con fuerza en mi corazón al constatar una vez más el sufrimiento vivido por muchos menores a causa de abusos sexuales, de poder y de conciencia cometidos por un notable número de clérigos y personas consagradas. Un crimen que genera hondas heridas de dolor e impotencia; en primer lugar, en las víctimas, pero también en sus familiares y en toda la comunidad, sean creyentes o no creyentes. Mirando hacia el pasado nunca será suficiente lo que se haga para pedir perdón y buscar reparar el daño causado. Mirando hacia el futuro nunca será poco todo lo que se haga para generar una cultura capaz de evitar que estas situaciones no solo no se repitan, sino que no encuentren espacios para ser encubiertas y perpetuarse. El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor, por eso urge reafirmar una vez más nuestro compromiso para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad.
1.- Si un miembro sufre
En los últimos días se dio a conocer un informe donde se detalla lo vivido por al menos mil sobrevivientes, víctimas del abuso sexual, de poder y de conciencia en manos de sacerdotes durante aproximadamente setenta años. Si bien se pueda decir que la mayoría de los casos corresponden al pasado, sin embargo, con el correr del tiempo hemos conocido el dolor de muchas de las víctimas y constatamos que las heridas nunca desaparecen y nos obligan a condenar con fuerza estas atrocidades, así como a unir esfuerzos para erradicar esta cultura de muerte; las heridas “nunca prescriben”. El dolor de estas víctimas es un gemido que clama al cielo, que llega al alma y que durante mucho tiempo fue ignorado, callado o silenciado. Pero su grito fue más fuerte que todas las medidas que lo intentaron silenciar o, incluso, que pretendieron resolverlo con decisiones que aumentaron la gravedad cayendo en la complicidad. Clamor que el Señor escuchó demostrándonos, una vez más, de qué parte quiere estar. El cántico de María no se equivoca y sigue susurrándose a lo largo de la historia porque el Señor se acuerda de la promesa que hizo a nuestros padres: «Dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos» (Lc 1,51-53), y sentimos vergüenza cuando constatamos que nuestro estilo de vida ha desmentido y desmiente lo que recitamos con nuestra voz.
Con vergüenza y arrepentimiento, como comunidad eclesial, asumimos que no supimos estar donde teníamos que estar, que no actuamos a tiempo reconociendo la magnitud y la gravedad del daño que se estaba causando en tantas vidas. Hemos descuidado y abandonado a los pequeños. Hago mías las palabras del entonces cardenal Ratzinger cuando, en el Via Crucis escrito para el Viernes Santo del 2005, se unió al grito de dolor de tantas víctimas y, clamando, decía: «¡Cuánta suciedad en la Iglesia y entre los que, por su sacerdocio, deberían estar completamente entregados a él! ¡Cuánta soberbia, cuánta autosuficiencia! [...] La traición de los discípulos, la recepción indigna de su Cuerpo y de su Sangre, es ciertamente el mayor dolor del Redentor, el que le traspasa el corazón. No nos queda más que gritarle desde lo profundo del alma: Kyrie, eleison – Señor, sálvanos (cf. Mt 8,25)» (Novena Estación).
2.- Todos sufren con él
La magnitud y gravedad de los acontecimientos exige asumir este hecho de manera global y comunitaria. Si bien es importante y necesario en todo camino de conversión tomar conocimiento de lo sucedido, esto en sí mismo no basta. Hoy nos vemos desafiados como Pueblo de Dios a asumir el dolor de nuestros hermanos vulnerados en su carne y en su espíritu. Si en el pasado la omisión pudo convertirse en una forma de respuesta, hoy queremos que la solidaridad, entendida en su sentido más hondo y desafiante, se convierta en nuestro modo de hacer la historia presente y futura, en un ámbito donde los conflictos, las tensiones y especialmente las víctimas de todo tipo de abuso puedan encontrar una mano tendida que las proteja y rescate de su dolor (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 228). Tal solidaridad nos exige, a su vez, denunciar todo aquello que ponga en peligro la integridad de cualquier persona. Solidaridad que reclama luchar contra todo tipo de corrupción, especialmente la espiritual, «porque se trata de una ceguera cómoda y autosuficiente donde todo termina pareciendo lícito: el engaño, la calumnia, el egoísmo y tantas formas sutiles de autorreferencialidad, ya que “el mismo Satanás se disfraza de ángel de luz (2 Co 11,14)”» (Exhort. ap. Gaudete et exsultate, 165). La llamada de san Pablo a sufrir con el que sufre es el mejor antídoto contra cualquier intento de seguir reproduciendo entre nosotros las palabras de Caín: «¿Soy yo el guardián de mi hermano?» (Gn 4,9).2. Todos sufren con él
Soy consciente del esfuerzo y del trabajo que se realiza en distintas partes del mundo para garantizar y generar las mediaciones necesarias que den seguridad y protejan la integridad de niños y de adultos en estado de vulnerabilidad, así como de la implementación de la “tolerancia cero” y de los modos de rendir cuentas por parte de todos aquellos que realicen o encubran estos delitos. Nos hemos demorado en aplicar estas acciones y sanciones tan necesarias, pero confío en que ayudarán a garantizar una mayor cultura del cuidado en el presente y en el futuro.
Conjuntamente con esos esfuerzos, es necesario que cada uno de los bautizados se sienta involucrado en la transformación eclesial y social que tanto necesitamos. Tal transformación exige la conversión personal y comunitaria, y nos lleva a mirar en la misma dirección que el Señor mira. Así le gustaba decir a san Juan Pablo II: «Si verdaderamente hemos partido de la contemplación de Cristo, tenemos que saberlo descubrir sobre todo en el rostro de aquellos con los que él mismo ha querido identificarse» (Carta ap. Novo millennio ineunte, 49). Aprender a mirar donde el Señor mira, a estar donde el Señor quiere que estemos, a convertir el corazón ante su presencia. Para esto ayudará la oración y la penitencia. Invito a todo el santo Pueblo fiel de Dios al ejercicio penitencial de la oración y el ayuno siguiendo el mandato del Señor,[1] que despierte nuestra conciencia, nuestra solidaridad y compromiso con una cultura del cuidado y el “nunca más” a todo tipo y forma de abuso.
Es imposible imaginar una conversión del accionar eclesial sin la participación activa de todos los integrantes del Pueblo de Dios. Es más, cada vez que hemos intentado suplantar, acallar, ignorar, reducir a pequeñas élites al Pueblo de Dios construimos comunidades, planes, acentuaciones teológicas, espiritualidades y estructuras sin raíces, sin memoria, sin rostro, sin cuerpo, en definitiva, sin vida[2]. Esto se manifiesta con claridad en una manera anómala de entender la autoridad en la Iglesia —tan común en muchas comunidades en las que se han dado las conductas de abuso sexual, de poder y de conciencia— como es el clericalismo, esa actitud que «no solo anula la personalidad de los cristianos, sino que tiene una tendencia a disminuir y desvalorizar la gracia bautismal que el Espíritu Santo puso en el corazón de nuestra gente».[3] El clericalismo, favorecido sea por los propios sacerdotes como por los laicos, genera una escisión en el cuerpo eclesial que beneficia y ayuda a perpetuar muchos de los males que hoy denunciamos. Decir no al abuso, es decir enérgicamente no a cualquier forma de clericalismo.
Siempre es bueno recordar que el Señor, «en la historia de la salvación, ha salvado a un pueblo. No existe identidad plena sin pertenencia a un pueblo. Nadie se salva solo, como individuo aislado, sino que Dios nos atrae tomando en cuenta la compleja trama de relaciones interpersonales que se establecen en la comunidad humana: Dios quiso entrar en una dinámica popular, en la dinámica de un pueblo» (Exhort. ap. Gaudete et exsultate, 6). Por tanto, la única manera que tenemos para responder a este mal que viene cobrando tantas vidas es vivirlo como una tarea que nos involucra y compete a todos como Pueblo de Dios. Esta conciencia de sentirnos parte de un pueblo y de una historia común hará posible que reconozcamos nuestros pecados y errores del pasado con una apertura penitencial capaz de dejarse renovar desde dentro. Todo lo que se realice para erradicar la cultura del abuso de nuestras comunidades, sin una participación activa de todos los miembros de la Iglesia, no logrará generar las dinámicas necesarias para una sana y realista transformación. La dimensión penitencial de ayuno y oración nos ayudará como Pueblo de Dios a ponernos delante del Señor y de nuestros hermanos heridos, como pecadores que imploran el perdón y la gracia de la vergüenza y la conversión, y así elaborar acciones que generen dinamismos en sintonía con el Evangelio. Porque «cada vez que intentamos volver a la fuente y recuperar la frescura del Evangelio, brotan nuevos caminos, métodos creativos, otras formas de expresión, signos más elocuentes, palabras cargadas de renovado significado para el mundo actual» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 11).
Es imprescindible que como Iglesia podamos reconocer y condenar con dolor y vergüenza las atrocidades cometidas por personas consagradas, clérigos e incluso por todos aquellos que tenían la misión de velar y cuidar a los más vulnerables. Pidamos perdón por los pecados propios y ajenos. La conciencia de pecado nos ayuda a reconocer los errores, los delitos y las heridas generadas en el pasado y nos permite abrirnos y comprometernos más con el presente en un camino de renovada conversión.
Asimismo, la penitencia y la oración nos ayudará a sensibilizar nuestros ojos y nuestro corazón ante el sufrimiento ajeno y a vencer el afán de dominio y posesión que muchas veces se vuelve raíz de estos males. Que el ayuno y la oración despierten nuestros oídos ante el dolor silenciado en niños, jóvenes y minusválidos. Ayuno que nos dé hambre y sed de justicia e impulse a caminar en la verdad apoyando todas las mediaciones judiciales que sean necesarias. Un ayuno que nos sacuda y nos lleve a comprometernos desde la verdad y la caridad con todos los hombres de buena voluntad y con la sociedad en general para luchar contra cualquier tipo de abuso sexual, de poder y de conciencia.
De esta forma podremos transparentar la vocación a la que hemos sido llamados de ser «signo e instrumento de la unión íntima con Dios y de la unidad de todo el género humano» (Conc. Ecum. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium, 1).

Que el Espíritu Santo nos dé la gracia de la conversión y la unción interior para poder expresar, ante estos crímenes de abuso, nuestra compunción y nuestra decisión de luchar con valentía.«Si un miembro sufre, todos sufren con él», nos decía san Pablo. Por medio de la actitud orante y penitencial podremos entrar en sintonía personal y comunitaria con esta exhortación para que crezca entre nosotros el don de la compasión, de la justicia, de la prevención y reparación. María supo estar al pie de la cruz de su Hijo. No lo hizo de cualquier manera, sino que estuvo firmemente de pie y a su lado. Con esta postura manifiesta su modo de estar en la vida. Cuando experimentamos la desolación que nos produce estas llagas eclesiales, con María nos hará bien «instar más en la oración» (S. Ignacio de Loyola, Ejercicios Espirituales, 319), buscando crecer más en amor y fidelidad a la Iglesia. Ella, la primera discípula, nos enseña a todos los discípulos cómo hemos de detenernos ante el sufrimiento del inocente, sin evasiones ni pusilanimidad. Mirar a María es aprender a descubrir dónde y cómo tiene que estar el discípulo de Cristo.
Vaticano, 20 de agosto de 2018
Francisco
[1] «Esta clase de demonios solo se expulsa con la oración y el ayuno» (Mt 17,21).
[2] Cf. Carta al Pueblo de Dios que peregrina en Chile (31 mayo 2018).
[3] Carta al Cardenal Marc Ouellet, Presidente de la Pontificia Comisión para América Latina (19 marzo 2016).
Fuente: Correo Vaticano

domingo

Virgen del Pozo: Patrona de quienes sufren de Depresión


En un mundo donde más y más gente cae en el pozo de la depresión, esta advocación Mariana viene a oficiar como bastón y ayuda de quienes desean encontrar en el amor a Dios el camino de salida de la tristeza extrema. Un mal moderno por definición, la depresión nos invade poniendo un vacío que nos distancia de la esperanza y la alegría de ser hijos de Dios.

Puede ser clasificada claramente como un desierto espiritual, que el hombre debe aprender a sobrellevar como una cruz que Jesús nos invita a compartir con Él. Vista de este modo, la tristeza o depresión adquieren un valor espiritual inmenso, porque nos unen con la angustia que el Señor sufrió en el Getsemaní, la noche en que iba a ser traicionado y entregado. Jesús vera con agrado nuestra ofrenda, y nos sacara a la luz de la esperanza cuando nuestra alma esté lista para recibir Su Gracia.

De este modo, La Madonna del Pozzo es la perfecta intercesora con aquel que todo amor nos espera con los Brazos abiertos para ser nuestro motivo de alegría y esperanza, fe y amor. María es, una vez más, el camino más corto y simple para reencontrarnos con Jesús.

La Madonna del Pozzo
El origen de la devoción a la Advocación Mariana de La Madonna del Pozzo se remonta al siglo XIII, en la Roma de la edad media. La tradición indica que alguien arrojo, voluntariamente, una imagen de María realizada sobre una pieza de piedra dentro de un pozo cisterna o pozo de agua. El profundo hoyo se encontraba ubicado en el establo de la residencia de un Cardenal en las inmediaciones de Roma.

En la noche entre el 26 y el 27 de septiembre del año 1256 se produce el prodigioso hecho de que el agua empieza a brotar con tal fuerza desde el pozo, que eleva a la superficie la imagen de la Virgen retratada en piedra. Los testigos advirtieron no solo el fluir violento del agua sino de modo mucho más resaltable, que se elevaba a la superficie la piedra con la imagen de la Virgen. El hecho fue inmediatamente reconocido como un milagro, al punto que el propio Pontífice realizó una procesión hasta el lugar de los hechos. Desde entonces esta advocación de María es conocida como la Señora del Pozo o la Madonna del Pozzo.

(Aclaratoria: esta es una antigua y hermosa devoción originada en Roma y nada tiene que ver con un falso caso originado en Puerto Rico).

Oración
Madonna del Pozzo, luz de luz, alegría de alegría esperanza de los tristes, amor de los afligidos, consuelo de los pobres de espíritu, linterna que alumbra las noches de oscuridad.

Danos tu luz, omnipotencia suplicante, elévanos en la oración, sujetos a tu calcañal, humildes en la espera, firmes en la confianza, entregados a tu Maternidad Divina.

Tú, Señora de la Alta Gracia llévanos a tu Hijo, Jesús ábrenos al Divino Espíritu de Amor, enséñanos a conocer el Amor del Padre.

Que tu luz sea nuestra luz. Que tu amor sea nuestro amor. Que tu esperanza sea nuestra esperanza. Que tu fe sea nuestra fe.

Madonna del Pozzo, serena nuestros corazones para que unidos a tu Inmaculado Corazón y con la alegría de ser tu fiel reflejo, seamos capaces de unirnos a tu santa corredención.

Para quienes visitan Roma, los datos para visitar a Nuestra Madonna del Pozzo son los siguientes:

Comunidad de los Siervos de María
Convento Santa María in Vía. Vía del Mortaro, 24
00187 ROMA RM Italia
Tel. (+39) 06. 697 6741 – 2 – 3
Fax (+39) 06. 697 674 34

Feng Shui en un Nuevo Hogar


Aunque sea una ciencia discutible y jamás debe suplir a la razón y el corazón, las bases del Feng Shui ayudan a depurar de tantas cargas exageradas y negativas que arrastran pasado o restan utilidad a las cosas y deriva en el ánimo de las personas. El siguiente artículo es para mostrar la buena comunión que existe entre ser un analista y un creyente que sepa aplicar. El cristiano es un ciudadano del mundo y la modernidad, mientras sea para bien y sepa y aplique el que de Dios, deriva todo.

La mudanza puede generar un cambio en tú energía y en la que te rodea. Por lo tanto es importante y recomendable hacer una limpieza Feng Shui para no llevar las malas energías al nuevo hogar.

Nota informativa: el Feng Shui significa viento y agua, es la ciencia del flujo de la energía vital, ”Chi” en la tierra y el paisaje. Se fundamenta sobre principios de la metafísica china: el Ba Gua, los Cinco Elementos y el concepto de energía.

Los consejos para una mudanza con Feng Shui son sencillos, pero debes seguirlos con atención debido a que los cambios en estas ocasiones son muy significativos. Pueden parecer complejos, no obstante, no se tiene que ser un experto.

1. Adiós a las cosas que ya no necesitas
Lo primero que debes hacer es sacar las cosas que ya no utilices. Esta es la parte más difícil. Son esas cosas que sigues manteniendo, que no vas a necesitar más pero que sigues teniendo “apego” por ellas.

Todo lo que no has utilizado en el último año es algo que “no necesitas”. Pensar en el “por si acaso” es algo que hemos heredado de nuestros padres y abuelos. Y solo nos deja anclados en la situación actual y no nos permite avanzar.

Si quieres que tu nueva casa o habitación te aporte energías renovadas. Que te permita avanzar en tu vida. Sin ese peso muerto que lo único que te aportará son bloqueos en alguna área de tu vida. Te aconsejo que te deshagas de esas cosas antes de tu mudanza. Si has coleccionado cosas, plantéate la posibilidad de quedarte con una pequeña representación o hacerle una fotografía y enmarcarla en tu nueva casa.

2. Realizar la mudanza en el momento indicado
Los conocedores del Feng Shui resaltan la importancia de elegir cuando llevar a cabo la mudanza. Por lo tanto lo más apropiado es elegir una fecha y hora que respete el calendario chino. Así, las fechas de nacimiento de los miembros de la familia que habitará el nuevo hogar se tienen que calcular para encontrar su correspondencia en ese calendario. Para esta tarea, lo más recomendable es consultar con experto del feng shui. 

3. Empaqueta y ordena
Una vez que hayas pasado el filtro anterior, será mucho más fácil empaquetar tus cosas.

Utiliza papel protector para las cosas delicadas, cajas de cartón, etc. Coloca las cosas de forma ordenada en cajas. Te recomiendo poner etiquetas en las cajas y hacer una pequeña lista del contenido de cada caja. Esto te facilitara la búsqueda de tus artículos a la hora de acomodar.

4. Ordena tu nueva casa 
El orden en el nuevo hogar es uno de los elementos principales para una mudanza exitosa regida por el feng shui. Cuando llega el momento de acomodar, todo puede parecer un desastre, pero poco a poco le vas dando orden al nuevo hogar y empieza a llegar la armonía de nuevo.

Según expertos del Feng Shui expresan que, la limpieza no sólo se debe hacer en el nuevo inmueble, sino también en el antiguo. Esto para que la huella de la vida de las personas que ocuparon la propiedad sea eliminada y que no se quede ninguna energía que te pertenece a ti y a tu familia.

Asimismo, conjuntamente con la limpieza material, se hace la limpieza espiritual quemando un poco de incienso.

Entradas populares