lunes

Venezuela: Las Ánimas y María Lionza

Para el estudio de la devoción a las áni­mas es importante tener algunos conoci­mientos acerca del culto de María Lionza y del espiritismo en Venezuela.

El culto de María Lionza, que abarca hoy en día muchas prácticas del espiritismo a la Allain Kardec, de la santería cubana y del esoterismo en general, es otra expre­sión de la religiosidad popular en Venezue­la. Esencialmente es sincrético y utilitario (Pollak-EItz, 1985).

Tiene sus raíces en la teogonía de Áfri­ca Occidental, en la mitología indígena ame­ricana, en el espiritismo europeo de Kardec y en el catolicismo popular. En su forma ac­tual sólo existe desde hace pocas décadas. Durante su formación absorbió creencias y prácticas populares provenientes de todas las regiones de la república y del exterior. El curanderismo juega un rol importante en su formación. El culto es esencialmente un fenómeno urbano, que tiene éxito, porque aparentemente ayuda a solucionar los pro­blemas de los adeptos de manera satisfac­toria.

Los fieles entran en contacto directo con los espíritus a través de los médiums en trance, que dan consejos y prescriben re­medios. Estas fuerzas sobrenaturales tienen diferentes orígenes: 1) Divinidades africanas ("Las Siete Potencias Africanas" son los es­píritus más importantes invocados en la san­tería cubana, tienen su origen en la teogonía de los yorubas en Nigeria); 2) Espíritus de la naturaleza de la mitología indígena ("dueños" de animales y selvas, "duendes" que protegen la naturaleza); 3) Personajes importantes de la historia nacional (Bolívar, Gómez, Páez, Negro Primero); 4) Los ca­ciques indígenas quienes lucharon contra los españoles en el tiempo de la conquista (Guaicaipuro - Arauca); 5) Líderes espiritistas difuntos (Li­no Valles); 6) Dr. José Gregorio Hernández; 7) Algunas "ánimas de formación reciente", que aparecen como espíritus (Jacinta Flores, Machera); 8) Espíritus alegres, que entretie­nen a los fieles.

El sincretismo entre el culto a ánimas y el culto espiritista se nota en caso de hé­roes nacionales, Dr. José Gregorio Hernán­dez, ánimas de formación reciente y de cu­randeros/espiritistas. Los espiritistas dicen que los "malandros" tienen "mucha luz" a pesar de su "maldad" y quieren pagar por sus pecados, ayudando a los hombres vivos. Así hablan de la boca de los médiums. Los devotos de estas ánimas dicen lo mismo, pe­ro rezan a ellas, piden favores y pagan para los milagros. Así el mismo pueblo hace cierta diferencia entre los dos tipos de religiosidad, aunque la misma persona a veces se pone en contacto con el "muerto milagroso" de ambas maneras. Cierto es que los "santos verdaderos" no se manifiestan nunca en mé­diums. Así, el Dr. José Gregorio Hernández, desde que obtuvo el título "Venerable" ya no se manifiesta más como "espíritu", sino manda los espíritus de otros médicos para ayudar a los clientes (Luis Razetti, muy especialmente).

A Simón Bolívar se le invoca en el al­tar casero como si fuera un verdadero san­to, pero, al mismo tiempo, el Libertador jue­ga un rol importante en el culto de María Lionza, aunque se manifiesta solamente en ocasiones muy especiales y en médiums muy experimentados. Envía sus mensajes a tra­vés del espíritu del Negro Primero.

En los centros cultistas los fieles se con­gregan para contactar a los espíritus para solucionar sus problemas y curar sus enfer­medades. Fuman puros para invocar a los espíritus. Las ofrendas consisten en tabaco, aguardiente, flores, velas, comida, sangre de animales sacrificados y a veces en placas vo­tivas y ex-votos ("milagritos").

El culto tiene muchas facetas, falta una codificación de las creencias y prácticas. No hay una iniciación formal. Cada espiritista conduce los ritos como quiere. Así la incor­poración de ánimas milagrosas es individual, según el gusto del dirigente. Es imposible de­cir categóricamente, cuáles son las ánimas de la devoción popular, que fueron incorporadas definitivamente en el culto de María Lionza y cuáles son los ritos dedicado; a ellos.

A menudo encontramos vestigios de ritos mágicos en las tumbas o capillas funerarias de las ánimas populares: puros, aguardiente, perfumes, jabones mágicos, etc. Cierto es que muchos devotos de los muertos milagrosos frecuentan también centro cultistas en pos de ayuda espiritual y mate rial. Cuando una determinada ánima no hace caso a las súplicas de un adepto, éste aci­de a los espíritus que se manifiestan en médiums en centros espiritistas; cuando esto no quieren resolver el problema, el devoto visita las imágenes de los santos católicos hace una peregrinación a Margarita para visitar a la Virgen del Valle. Quizás consulta también un santero (cubano) o un "parapsicólogo".

La tolerancia religiosa es característica de las actividades de los fieles, que siempre se consideran buenos católicos, aún cuando son miembros dedicados de un centro espiritista. Para ellos las diferentes categorías de seres sobrenaturales -santo ánimas y espíritus- tienen el mismo vale en cuanto que solucionan el problema. La religiosidad es pragmática y dirigida a la vida mundana.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...