loading...

domingo

El estúpido pecado de la Idolatría

Estoy de acuerdo con la actitud de admirar a las personas y que eso nos sirva de estímulo para tratar nosotros mismos de alcanzar cualquiera de las cualidades que admiramos en el otro, pero cuando el gusto y la admiración por alguien se transforma en fanatismo e idolatría, es que algo no funciona como debería en la mente, alma y corazón pertenecientes a la persona que idolatra.
Idolatrar es una actitud perjudicial que puede conducir a la locura o incluso a transformarle en una especie de profesional de la estupidez. Una actitud que empuja al idólatra hacia una realidad donde cree que su ídolo es un homo superior que ni siquiera tiene necesidades fisiológicas como todos los demás (comer y respirar está bien visto). E incluso si lo reconoce, afirmará que lo hace con un estilo que le diferencia y le hace mejor que el resto de los humanos.
Considero que idolatrar es también un acto de cobardía y me explico. La idolatría conduce a la ceguera mental y no responde a la razón, lo que la sitúa fuera del ámbito de la lógica racional, y lleva a tomar decisiones (es un decir) y a realizar actos cuando menos insólitos (por absurdos). El pensamiento crítico necesita de decisión y de voluntad y conlleva un esfuerzo que no todos están dispuestos a realizar, lo que hace que sea mucho más sencillo y cómodo permanecer como borrego o una gallina acostada de espaldas e inmóvil.
Kant escribió: “todas las personas tienen la capacidad de razonar, pero no todas lo hacen”. Creo que es bastante evidente que en el tema que nos ocupa no se equivocaba demasiado.
IDOLATRÍA
Adorar y amar un ídolo que puede ser una persona o cosa o la imagen de una persona o cosa de igual manera que a Dios o inclusive por encima de Dios. 
Adoración a imagen o ídolo (literalmente o figurativamente):- idolatría. Ídolo:

Según RAE: 1. m. Imagen de una deidad objeto de culto. 2. m. Persona o cosa amada o admirada con exaltación.

Por lo general el idolatra pone al ídolo por encima de la adoración y servicio a Dios. Eso lo lleva a querer tener una imagen de su ídolo o dios. En épocas pasadas la imagen era echa de madera, de piedra o de metal o de cualquier otro material, hoy usan porcelana, pero también la modernidad ha permitido que se tenga imágenes a través de la fotografía, poster, pendones, etc. La idolatría no es sólo la imagen, sino al ser espiritual o divino que se cree está detrás de esa imagen. Pero que en realidad no lo es.

En algunas religiones nos consideran a los cristianos como idólatras por tener imágenes. Siempre olvidan que: a) Anteponemos a Dios por sobre todas las cosas; b) Bogamos ante las imágenes, que son d seres que existieron (o sea, son historia), para que antecedan ante Dios por nosotros, o sea, que sean nuestros voceros; c) Los cristianos creemos en los milagros y también que Dios concede luz y permiso a sus ángeles, santos y personas de bien en la historia para que sean punto de referencia y apoyo, lo que podemos decir, Dios sabe captar y delegar, como el líder supremo que es, por algo es el Rey de Reyes, nuestro Padre.
Las imágenes son fe, realidad, devoción pero jamás en el cristianismo existe o existirá alguien o algo que esté por encima de Dios. Lo veneramos, pero no lo obstinamos nombrándole a cada hora, sino portándole en nuestros corazones.

Idolatrar es también olvido, no perdón
A veces con el acto de idolatrar se perdonan los errores, cosa que más que humana, es divina; pero idolatrar a un ser u objeto y con ello hacer que los gastos económicos que pueden ser invertidos en una obra social que el mismo ser pudiera alegrarse de haber hecho en vida, es un pecado de avaricia muy grande.

Grandes estatuas, pero nada de obra social, alimentos, educación, medicinas, es pecado; grandes fiestas y actos de pura alabanza, sin rasgos de sembrar una semilla de buenos ejemplos, es un gasto que se hace pecado.

Muchos anti-católicos se quejan de la Semana Santa y los actos que en ella se realizan. Creen que es una falsa adoración. Falso, porque el recordar el cómo y porqué murió Cristo (por nuestros pecados), es un refrendo que no debe morir ni quedar sólo en La Biblia. Para cada generación, el demostrar éste gigantesco acto de amor por la humanidad, (aunque no lo crean es así), es un renacer cíclico interminable por la enseñanza de la humanidad. Sí las personas aprovechan los días para vacacionar, no es culpa de la Iglesia Católica, que no anda tras el rebaño, pero le acepta siempre con los brazos abiertos, del arrepentimiento viene el perdón.

Y la iglesia católica ha expresado que el vacacionar es "solazar el espíritu" y más cuando se tiene contacto con la obra divina de Dios: playas, ríos, montañas, bosques, médanos y demás. Dios hizo todo ello para el hombre, hasta en las fechas de Semana Santa, es razonable disfrutarla con quienes son tu amor, porque el amor es bueno, pues Dios es Amor.

Idolatrar para despegarse de la realidad es malo. Porque Dios es un apego a la realidad, la misma que llamamos VIDA. Idolatrar para olvidar las penas propias y ajenas, para desentenderse, para escudarse, para atacar, para estar a la defensiva pero buscando motivos para atacar, todo ello es sacar lo más oscuro del alma, amparados en idolatrar a alguien o a algo.

Idolatrar lleva a la hostilidad, al desenfreno, al desparpajo, al insulto, al oprobio, al caos, al crimen, siempre con la falsa creencia o expectativa de que haces lo correcto para cambiar al mundo, imponiéndote y avasallando a quien piense al contrario.

En cambio la adoración a Dios y los seres celestiales siempre está guiado por el amor, la comprensión, la comunicación, la búsqueda de justicia y equidad que pueden conllevar al perdón al redimir de corazón los pecados. A crecer y a estar conscientes del balance natural del mundo, el que permite que exista menos anarquía y más justicia para las sociedades que están compuestas de individuos que aman y creen en Dios, el Señor.

La idolatría es el paso enfermizo al terrorismo. ¿Eso es lo que quieres de la vida?, negar u olvidar a Dios, son similares a la idolatría a personas o cosas. Balance, admiración, equidad, control, acuerdos, concordia, empatía y humildad son buenas bases para llegar a la concertación de las personas con sus ideas, buscando una equivalencia just que ayude a todos por igual y que crezca para el bien de la humanidad.

Admira, pero no idolatres, te ciegas y condenas.

Lcdo. Argenis Serrano
Maracay - Aragua - Venezuela
Twitter: @Humoristech

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...