loading...

domingo

¿No Basta Rezar?

Cruda frase y que tiene verdad en sí, pero no toda, ni siquiera la mitad.

No basta rezar, se requiere actuar, pero ¿quién actúa con efectividad con un alma perturbada, molesta, propensa a enfurecerse mucho más y con un dejo de ganas de atacar y así drenar la furia que le carcome?

Entonces la oración, la conversación con Dios es primordial para que nos haga bajar la propensión al odio, desdén, venganza, ansias y desplomarnos al actuar.

Así como te dicen "cuenta hasta 10", ¿por qué no orar al Señor del Universo, nuestro Padre Eterno?, ¿por qué no orar a nuestra Madre Celestial y al Hijo del Padre?, ¿por qué no orar a nuestro ángel guardián, ese que está a nuestro lado y vela por nuestras palabras y movimientos?, a los santos y seres de luz, una oración o conversa pidiendo sosiego, es mejor que contar hasta diez, porque los números no son como ellos que te ayudarán a hacer lo que más te conviene, que no es precisamente lo que deseas hacer, es lo que debes hacer.

El rezo merece acción y esa acción merece un rezo. Tampoco es que sólo vamos a rezar cuando estamos molestos o ya está claro que lo que haremos no es lo correcto. El Libre Albedrío es un don indirecto de la oración regular, porque en ella pedimos que nos vaya bien y es mucho mejor cuando solicitamos que podamos tener oportunidades de hacer el bien.

No basta rezar para curarse, hay que actuar, más esa petición a Dios y a los seres celestiales no es pérdida de tiempo, porque la FE no es pérdida, es ganancia de vida que triunfa hasta más allá de la muerte. 

No basta rezar para conseguir trabajo. Más la oración te ayuda a que consigas el que te hará crecer.

Nótese bien que quienes desestiman la oración, pagan con karmas. Quienes oran, no son inmunes a los malos ratos, pero saben que la vida tiene altos y bajos y su alma no se cae porque está sostenida por el corazón colocado en la oración. Caso contrario a quienes se niegan hasta un Padrenuestro.

Y para quienes sí oramos, nos basta tanto rezar y actuar, que también actuamos rezando por quienes no lo hacen, porque con la oración, con los rezos y ritos, no hay mezquindad cuando de hacer el bien se trata.

No basta rezar, dicen con algo de verdad, pero rezar ha hecho muchas vidas bastas, fértiles y prósperas en lo decente y en lo que vale.

Rezar es conversar con Dios, habla con Él, jamás dejará de responderte como es debido y con amor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...