loading...

martes

El Niño de 40 Años (versión Catolistech)

Escribo acá un poco de lo que me instó a crear este blog y lo que me inspiró a continuarlo, haciéndose parte de mi historia.

Es una serie de post dividido en 5 facetas mías, acordes a cada blog que tengo. Un poco de mí, hoy 27 de enero de 2015, fecha en la que cumplo 40 años de vida (480 meses). Los otros post están en: www.humoristech.blogspot.comwww.periodistech.blogspot.comwww.coraljmv.blogspot.comwww.romantistech.blogspot.com.

Estos post los iré agrandando transcurrido el tiempo, con mayor y mejor anecdotario; hay bastante del pasado qué contar, aunque no sea la gran cosa, soy yo. Y agradezco su deferencia al leerlo/s.

Mi servicio comunitario de la Universidad, fue con la comisión tricentenaria de la aparición de la Virgen de Belén, Patrona del Estado Aragua, mi tierra. En ella, bajo la dirección de los padres Ángel Fernández y Luis Martínez, con la compañía de Zulmi Méndez, preparamos un plan comunicacional modesto, que incluyó este blog. Muchos de nuestros coterráneos para ese momento ignoraban que ella era nuestra patrona. Siento que hicimos un buen trabajo en despertar ese conocimiento.

Luego, el blog lo sentí acéfalo. Y ante mi línea de blogs “tech”, decidí incorporarle su actual nombre, luego de pensar en Religiosostech, Espiritualistech, etc.; aunque hablo más del catolicismo, he tocado otras corrientes de creencias, como la seguida por los evangélicos y los espiritistas.

No soy de esos que van siempre a misa, pero las disfruto, es una línea de información vigente de Dios, condensada en La Biblia. Me hace feliz escuchar las reflexiones de los párrocos, diáconos, monseñor, cardenales.

Poder aclarar con mi visión de pueblo algunos puntos que están bajo ataque de los fanáticos, como aquello de que El Vaticano debe donar todos sus bienes para solventar los problemas del mundo, solución fatua y sesgada como aduje en ese trabajo, me ha hecho compartir buenos criterios y disposiciones con diversos religiosos de mi tierra y el mundo.

Las oraciones bajo mi inspiración, son mi comunicación y se las hago conocer para inspirar, no para obligar. A Dios se le tiene temor en el sentido de que no debemos hacer el mal, pero hablarle con temor no es respeto. Él es nuestro Padre, hablemos con confianza, soltura, educación, ánimo y cariño fraterno. Eso nos acercará más a Él y a todos los demás.

El Papa Juan Pablo II, el Papa Amigo. Me enseñó que el contacto es necesario para difundir mensajes. De Benedicto XVI aprendí que el silencio y la falta de discrecionalidad pasan facturas. Del Papa Francisco sigo aprendiendo que la igualdad es verticalidad, con respeto, sinceridad y firmeza. Eso me gusta transmitir en este blog.

Mi madre y tías maternas son amantes de la oración, como forma de lazo con Dios, la Virgen, los ángeles, los santos y los espíritus de luz. De ellas aprendí a ver más del mundo espiritual. No son los artilugios, invocaciones y ritos los que hacen ver mal una forma religiosa, sino el fin de los mismos. Obvio, sin meter el sacrificio de vidas, que es una maldad que nada puede justificarla.

La espiritualidad me hace pensar en los pro y contras de mis acciones; ello me ha dado algo de mesura y hasta me han dicho “el humorista más humanista que hay en las redes”; sí bien no me siento como tal, me alegra poder dar algún buen ejemplo.

La vida del cristiano debe ser útil para sí misma y para los demás; para ello vinimos al mundo.

Fe, porque Dios sabe lo que hace y nos apoya de forma debida, no como la soñamos, pues si no, nacería la anarquía, propia de nuestra propia esencia humana.

A mis cuarenta años ya, sigo rezándole al Dr. José Gregorio Hernández, ofreciéndole mi país a la Virgen del Perpetuo Socorro, hablándole a mi Jesucristo que me ve en mi cocina y orando a Dios para que mejore a este mundo, que muchos ayudaron a echar a perder por tener poder y muchos estamos sosteniendo y levantando, aún sin ese poder económico, pero sí el poder celestial.

5 momentos grandes en el amor a Dios, que ahora recuerdo:
Mi primera comunión. Mi traje beige y marrón, la preparación en mi escuela durante un año y la alegría de mi familia ante ese gran momento.

Mi confirmación. Luego de tantos años buscando padrino, conseguí al mejor.  Y de su estilo y de lo que no viví, aprendí para la atención de mi único ahijado, hijo de una vecina, Anthony O. Terán, mi orgullo, el hijo que jamás tuve.

Visitar las montañas. Saber sobre el culto a María Lionza y las cortes espirituales existentes. Entre lo verdadero, la intencionalidad y conociendo a los falsos.

Visitar el Santuario de la Virgen de Coromoto, en su construcción y ya terminado. El regocijo del alma ante una obra hecha con fe a la par d técnica, es inspirador.


Rezar cada noche, las oraciones que me sé y las que voy creando según mi sentir, irrepetibles éstas últimas, sentidas siempre las primeras.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...