lunes

El Tiempo de Dios es Perfecto

Siempre decimos esa frase aplicada al amor o espera de tiempos mejores. Esta vez la aplico en algo más palpable, con una historia cercana a mi casa que me fue referida hace un tiempo:

"Hay un señor al que amablemente se la apoda "El Toche", sin pensión, con un nieto asesinado por el hampa, sus hijos le mantienen, su señora -también muy mayor-, es pensionada y atiende una tiendita donde no vende pero se siente activa y feliz.


Él se la pasa en la calle, su cuerpo expele los aromas combinados del cigarro y sudor y por ello a mucha gente no le gusta estar mucho tiempo a su lado. Tiene por costumbre sentarse bajo un techito al lado de la panadería, donde le da poco sol y mucho fresco, fumar, ver los carros...y su vida pasar solo.


Ése día, un señor que hace muchos años no aparecía por esta área, estaba de visita y se sentó en una mesa frente a la panadería al voltear lo distinguió y con cariño le dijo ¡toche, párese de allí que no es cómodo y tómese algo conmigo, eso será lo mejor!. El toche se levantó rápidamente, lo saludó se sentó y en ese instante un estruendo se escuchó. 


¡Un auto se estrelló contra el muro donde estaba el toche quedando abollado tanto él como la estructura de acero y cemento! Un hombre que ya no frecuentaba en el lugar, apareció como instrumento de Dios para salvar a otra vida. Nada de causalidad, casualidad o etc.


Es allí donde se puede entender que el tiempo de Dios es perfecto no es una verdad a la ligera, es la escritura perfecta, es el ser y deber ser, el alfa y el omega, el todo que sólo se permuta con lo que en vida nos ganamos  y con lo que el corazón ha acumulado con el paso de los años.

Quien me venga a decir que Dios no es grande, pues tendrá que sucederle como a Santo Tomás "ver para creer".

Nos sucede lo que nos ganamos y también lo que engrana en la historia del mundo. Sí se nos concediese todo lo que queremos, como humanos que somos, tendríamos a la anarquía como madre y señora de nuestras vidas, y si ya la existente es bastante pesada, más sería con la que solicitó a Dios como forma de mimarnos.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...